Volviendo de las vacaciones…

Con la Licenciada en Nutrición: Carla Piastri

La mayoría de nosotros, venimos degustando durante todo el año, lo que deseamos consumir, sin medir lo que puede ser beneficioso o no para nuestro organismo.
Al llegar a Navidad y fin de año además, nos hemos dado lujos, consumiendo productos a los que no estamos acostumbrados, cargados de calorías. Demasiados refrescos, incluso por qué no, algo de alcohol, demasiados dulces, que antes no.saludMirando por un momento nuestro consumo diario, podríamos pensar en hacer un “parate”, implementando a nuestro organismo una dieta equilibrada. Rica en vitaminas, nutrientes y minerales.
La sugerencia de la Licenciada en Nutrición Carla Piastri, luego de pasado este período y volviendo de las vacaciones, dice: “sería muy bueno lograr desintoxicarnos”.
“Durante las fiestas y las vacaciones, estamos acostumbrados a tener una alimentación bastante desequilibrada.
Con muchas harinas, azúcares y grasas, ya que en las fiestas mantenemos una alimentación que no es adaptada a nuestra temperatura.
El cuerpo lo siente bastante, porque estamos viviendo temperaturas o sensaciones térmicas, cercanas a los cuarenta grados, en donde el cuerpo aumenta su temperatura entonces no necesita aumentar más, por las calorías que le brindamos.
Cuando comemos esa cantidad de comida, no solo aumentamos la temperatura sino que intoxicamos el cuerpo.
Le vamos incorporando más toxinas y la idea es poder realizar la desintoxicación, por esas vacaciones que nos tomamos, bastante largas.
El uruguayo por lo general tiene esa característica de seguir de largo, tomando refresco y alcohol, junto al resto de alimentos que no deberíamos.
¿De qué forma comenzamos la desintoxicación?
Primero utilizamos bastante líquidos, más que nada agua. Es fundamental.
Nos va a ayudar a eliminar toxinas por la orina y además se eliminan por la materia, favoreciendo el movimiento intestinal.
Tendríamos que utilizar muchas frutas y verduras, concientizándonos de que sirven y que son lo mejor para nuestro cuerpo, aportándonos mucha agua, fibra, siendo lo que nos va a ayudar en todo sentido.
Puntos principales de esta alimentación, que no termina aquí.
¿Cuál es la alimentación adecuada?
*Además de lo mencionado y para el que no es vegetariano, tiene que tener una porción de carne magra al día.
O puede ser pescado, pollo o cerdo, siempre que sea magro.
Lo recomendable sería más que nada pescado, como para facilitar la digestión. Que el cuerpo no tenga que actuar demasiado, para no generar más calorías.
*Se deben incluir cereales integrales, (Arroz, harinas, galletitas, etc.), como en todo el año, tal vez en menor cantidad, pero con la misma calidad.
Pasemos del arroz blanco al arroz integral, del fideo al huevo al integral, que por tener fibras, nos va a ayudar a movilizar los intestinos y a su vez, juega un papel fundamental, “la desintoxicación”.
Aunque el cuerpo, a todo ello, lo necesita siempre para funcionar correctamente.
¿Cuesta la concientización en cuanto al consumo de frutas y verduras?
Sí, el uruguayo se maneja principalmente con cereales (arroz, panes, fideos, etc.) y mucha carne. Muchos lácteos y sus derivados.
Una alimentación híperproteica y con muchas calorías, ya partiendo de los cereales. Es demasiado para nuestro cuerpo.
No tomamos en cuenta todo lo que puede favorecernos las frutas y las verduras ricas en todo sentido. Con sus nutrientes y además, rica en agua.
Una cierta mayoría de la gente, la ve como algo casi inaccesible. En la población promedio, un cereal es más barato.
“Con una bolsa de arroz, alimentamos mucho más a una familia, que con un kilo de tomates”, por ejemplo.
De todas formas la gente no llega a concientizarse. Y si miramos los precios, podemos decir que estamos en un país donde todo lo que es verduras y frutas no son cien por ciento accesibles.
Pero para eso, hay que tener en cuenta lo siguiente: las frutas y verduras de estación son las mejores, se encuentran en mejor estado. Las que tienen todos los nutrientes, los minerales, las vitaminas y el sabor.
Ya que no han pasado por una cámara y por ser de estación, son las más baratas y de mejor calidad.
Nos está pasando con la sandía, por ejemplo. Aún no llegó su momento pico de venta, cuando lo sea, tendrá un costo mucho menor.
¿Podríamos excluir la carne de nuestra alimentación?
Sí. Perfectamente, al igual que los lácteos.
Existen proteínas muy similares a las de la carne, como lo es la soja.
Es la que tiene mejor calidad. Las lentejas también son excelentes, los porotos, los frutos secos tienen unas proteínas muy buenas. También las nueces(es la mejor), avellanas, almendras con su excelente calcio. Ahora existen otros seudocereales como la quinoa, de excelente calidad y con mucha proteína.
Importante: Para comer sin carne y sin lácteos, debemos ser muy correctos en nuestra alimentación, ya que deben ir incluidos, todos los vegetales y cereales que se necesitan para cubrir estas faltantes, porque las proteínas se siguen necesitando. Así que hay que ser muy estrictos.
¿Cuál es la mejor manera de suplantar el calcio de la leche?
A la falta de lácteos, los frutos secos, son muy buenos y ciertas verduras, como el brócoli, que tanto nos cuesta consumir. El calcio está en los huesos, consumir sardina sería buenísimo para suplantar la leche.
¿Podemos realizar esta desintoxicación en otros meses del año?
Sí. Existen tips importantes como para eliminar toxinas, pero lo importante es hacerlo de la manera correcta. Actualmente, se encuentran muchas dietas para desintoxicar, con faltantes de nutrientes y de calorías.
Para una persona que anda trabajando, tiene una familia a seguir, con una vida normal, resultan éstas muy escasas en nutrientes y a veces las personas comienzan a no sentirse bien.
Hay que tener mucho cuidado, porque pueden aparecer los mareos, hay mayor eliminación de orina y hay que estar recuperando ese líquido que se pierde.
No se trata solamente de consumir mucho líquido y orinar mucho, sino hay que hacerlo de una manera correcta.
Para la desintoxicación, además de frutas, verduras y agua, existen nuevos alimentos, que se les llama súper alimentos por sus propiedades, como decía de la quínoa, también la chía, la aspirulina, la maca peruana, para consumirla en forma diaria, con muchos nutrientes que ayudan más aún.
Recomendaciones para la alimentación de verano:
Insisto en: * frutas y verduras.
Pudimos ver la importancia que tienen cada una, no solo por las pocas calorías que contienen, sino por la cantidad de propiedades que tienen que no se suplantan con cualquier otro alimento. Además del agua.
*Carnes magras, cereales en lo posible integrales.
*Dulces en muy poquita cantidad.
*Lácteos todo descremado. Tratar de consumir lo menos posible de grasa.
*Huevos, para poder consumir la cantidad de proteínas que contienen y el hierro de las yemas.
*Aceites de buena calidad, (oliva, soja o canola, extraido de la semilla de canola que ya se encuentra en el mercado).
*Ni hablar del consumo de agua, debe ser mucho. Perdemos continuamente mucho líquido por motivos de sudoración.
Para quien tiene un peso normal, alimentándose correctamente todos los días de la semana y en el fin de semana comerse algo extra, no pasa nada.
Por eso está muy bien, tener una alimentación saludable siempre, para poder estar con un peso saludable, poder tener hábitos de vida saludables y poder darnos ese “gusto” los fines de semana.
El problema es que la gente se está dando esos gustos, todos los días. Pidiendo una pizza, un chivito, panchos en la semana. ¿Y en el fin de semana, hacer lo mismo?
Entonces, consumir una fruta o verdura, es el cambio.
Estamos acostumbrados a comer muchísimo y deberíamos aprender a controlar las porciones. En una de arroz que nos servimos, ya el plato lleva 90 grs. y es muchísimo. Y a veces todavía “repetimos”.
Las frutas nos permiten que comamos más, evitando calorías.
Comiendo una cantidad controlada, varias veces al día, la persona no siente apetito, ansiedad, ni necesidad de consumir algo dulce, que es otro problema.
Una buena alimentación, sumada a un ejercicio diario, estaría perfecta, porque sin el ejercicio, nos quedamos a mitad de camino.
Ejercicio y nutrición deberían ser una sola palabra.
¿Algún tirón de orejas, para los que acostumbramos a no obedecer?
Está comprobado y lo podemos ver con una movilización que se está haciendo, de que consumiendo cinco porciones entre frutas y verduras diariamente, es suficiente.
Verduras en el almuerzo, en la cena y dos frutas al día. No se necesita mucho más que eso, para cubrir la cantidad de vitaminas, minerales y de fibra que necesitamos diariamente.
Y a su vez, disminuímos la cantidad de arroz y fideos a los que estamos acostumbrados. Hagámoslo, porque nadie lo va a hacer por nosotros. Y a largo plazo, nos termina perjudicando.
Y el mayor tirón de orejas, tal vez sea para los padres: los hábitos, son fundamentales. Si acostumbramos a un niño a tenerlos, los llevará por siempre en su vida.
Es fundamental, generárselos desde chiquitos: “los niños no necesitan comer dulce de leche todos los días”.
De esa forma, le vamos proporcionando alimentos integrales con menor grasa y menor cantidad de azúcar.
Ellos tienen que aprender a comer bien. Recordemos que: no se es mejor padre por hacer sonreír a un niño”.
Mary Olivera
marbelos2015@gmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...