VOX POPULI

Las adyacencias de la antigua terminal de ómnibus, donde funciona actualmente el Departamento de Tránsito de la Intendencia de Salto, se encuentra en muy mal estado. Hay allí unos pastizales tremendos, y el camino que atraviesa entre el frondoso bosque el lugar desde Andrés Latorre hasta la ex pista de arribos de coches, ya no se nota.

Pero lo peor del caso, es que hubo gente malintencionada o perros sueltos, vaya uno a saber, que destrozaron y desparramaron basura por todo ese predio convirtiendo el mismo en un lugar que no es adecuado para poder desplazarse. Se trata de una pésima imagen para la ciudad y de un basural que no debería estar allí.

El zoológico municipal cuenta con una serie de jaulas que están completamente vacías. Un niño que paseaba con su padre por el lugar, conversaba con éste y le preguntaba porqué había ausencia de animales cuando incluso, el letrero con el nombre del mismo estaba allí, a lo que su progenitor le respondía «es que cumplieron el ciclo».

El niño lo entendió perfectamente y le preguntó al padre porqué no habían repuesto al animal, a lo cual su ancestro le contó que había una decisión gubernamental de no reponer los animales que se morían por aquello del pedido de que no haya más animales en cautiverio. A lo que el pequeño replicó «¿y nadie reclama que después que mueren los animales, limpien las jaulas?».