VOX POPULI

Detrás de la Terminal de Ómnibus se encuentra la estructura de lo que alguna vez fue el Ferrocarril del Estado. Allí, junto a las vías que atraviesan la avenida Blandengues hacia un enorme espacio que está desperdiciado con inmensos galpones de piedra cerrados pero que podrían ser utilizados para muchas cosas.
Hacia el este, al pasar se puede observar los enormes galpones que oficiaban como talleres de los trenes, donde aún hay funcionarios de ese derruido ente estatal y algunas máquinas viejas que están en el interior esperando ser restauradas o enviadas como piezas de museo, pero allí están y son bienes públicos, de todos nosotros.
Pero a lo que vamos es que en el cruce de la vía férrea y la avenida Blandengues falta una vereda, al menos una senda peatonal que no desproteja tanto al peatón que cruza por el lugar y que está en plena calle por un tramo de varios metros, sin saber si lo pueden atropellar o no los vehículos que por allí pasan.
Esa situación se repite por la vereda de enfrente donde los peatones deben ir por la calle para poder cruzar allí, ya que no cuentan con una vereda que les permita transitar tranquilamente, pese al intenso tránsito que se desplaza por toda esa zona, allí las autoridades deben ponerle el pienso y encontrar una solución.