VOX POPULI

Gente que viajaba estos días en el ómnibus línea 11, leía sorprendida el letrero que avisaba: “A partir de hoy, la última salida desde Plaza 33 será a la hora 19.20”. A medida que los pasajeros leían el aviso, lo comentaban entre sí, muy molestos, ya que es una línea sumamente utilizada también en la noche.

Pero todo se aclaró cuando una señora consultó al chofer, que casualmente iba con un inspector a su lado. “No hagan caso, pasa que este coche se usa en otra línea, entonces el cartel quedó”, explicaron ambos.
¿No se podría prestar más atención y retirar los carteles cuando no corresponda? Parece que no, porque más allá de hacer la aclaración a quienes en ese momento viajaban, el mismo siguió a la vista de todos en las horas y días sucesivos.

Lo que parecería un detalle, no lo es. Puede innecesariamente cambiar los planes en las actividades diarias de mucha gente. Y eso se debe respetar, más aún en un servicio que es de todos.

Las murgas capitalinas acaparan la atención de muchos uruguayos estos días, de quienes las ven en vivo y los que miran por TV. Los comentarios son variados, desde los que las disfrutan como siempre y los que advierten un decaimiento generalizado de contenidos por haberse politizado demasiado sus repertorios y, en ese sentido, con una casi única tendencia: atacar al gobierno que asumirá pronto. En fin…habrá que ver qué se traen las murgas locales, que ajustan detalles.