VOX POPULI

Fue en la calle Artigas y Eduardo Malaquina que el camión municipal iba desplazándose para tomar por ésta última con dirección al norte. De repente el chofer se dio cuenta que la tapa del camión volcador que iba cargado de pedregullo no estaba cerrada y por lo tanto el mismo estaba siendo esparcido por toda la arteria.

Se trataba de un materia grueso que ponía en riesgo a los conductores que venían detrás suyo, debido a que podrían derrapar con el mismo y perder el dominio de sus respectivos vehículos. Así las cosas, el conductor del camión municipal frenó el pesado rodado para bajarse y poder solucionar el tema.

Aunque para esto decidió dar marcha atrás y tomar por la calle Solís que es la continuación de Artigas entre la Costanera Sur y el río Uruguay, donde frenó más abajo y allí intentó solucionar la situación, algo que logró al rato pero ya con parte importante del material regado por la calle en mención.

Lo que sí tuvieron que soportar los conductores que se desplazaron por esa zona rato más tarde fue el pedregullo grueso que estaba regado sobre la calle, que ponía en riesgo a gran parte de los vehículos que por allí se desplazaban. Aunque el hecho fue subsanado por la propia Intendencia rato después.