Vox Pópuli

Años atrás existían muchas columnas en las veredas de la ciudad aseguradas con tensores de cables de acero que estaban sujetados por grampas de hierro.
Luego las columnas fueron sustituidas por otras que ya no necesitan estos tensores.

Los cables se retiraron, pero en muchos lugares, alguien “olvido”, quitar también las grampas de hierro, que sobresalía alrededor de 40 centímetros en las veredas y están permanecen como peligrosas trampas para los peatones.

Un caso concreto, en la esquina de Rivera y 25 de Agosto, vereda noreste, puede verse una, pero no es la única que puede hallar el lector en la zona.

Teniendo en cuenta la cercanía de Ajupensal y el Hospital, que reúne personas de la Tercera Edad, sería conveniente que se retiraran.

Hablando de veredas, nos enteramos que en Paysandú, uno de los programas impulsados por la Intendencia, con apoyo de la Fundación de Salto Grande, es precisamente el de financiamiento de reparación y construcción de veredas.

Consiste en un préstamos para estos efectos, que los vecinos que lo necesitan lo usan y luego devuelven cómodamente. Muy interesante.