Vox Pópuli

Las masas de votantes se van “corriendo”, por decirlo de alguna manera, de un sector a otro del espectro político. De esa forma así como un partido gana una elección, a la próxima, puede perderla con claridad aunque esa masa de ciudadanos no haya variado mayormente en número.

Véase si no lo ocurrido en Salto. Hace 5 años el triunfo le correspondió a un partido que se nutrió evidentemente con votos del que estaba entonces al gobierno y del tercero en el que muchos ciudadanos no encontraron una propuesta aceptable.

Hoy vivimos otro capítulo de la historia que se repite. A los votantes que no estuvieron de acuerdo con el candidato que  apoyaron hace 5 años y esta vez no, se sumaron los de otras colectividades entre las que se encontraban muchos que no querían que el hasta ahora gobernante lo siguiera siendo.

Las encuestas internas de los partidos, cuando son serias y no se hacen con la finalidad de difundirlas no deben descalificarse y es cierto que sirven de mucho a los interesados para “tomarle el pulso” a la situación y determinar los próximos pasos. A algunos les ha dado resultado positivo.

Gente de la zona de Garibaldi nos hace saber que después de varios años se realizó por las calles cercanas una pasada de motoniveladora, lo que solamente constituye una solución transitoria que se caerá apenas se produzca alguna lluvia, nos dicen.