VOX POPULI

Mucha gente se arrima a mirar la creciente, se aglomera en la zona portuaria y ve cómo la corriente del río Uruguay hace que el nivel crezca paulatinamente, generando situaciones complejas para los afectados que deben salir de sus casas. Sin embargo, nadie se arrimaba ayer a socorrer a quienes estaban juntando sus pertenencias antes de que el río llegue.

Hay que tener cuidado con lo que se escucha, se ve o se dice en las redes sociales, porque en estos casos las mismas en vez de operar como un medio de información, presentan muchas noticias que no son verdad y que terminan generando confusión, temor y lamento entre quienes están atentos por la evolución del río.

Ayer, un audio que se viralizó en la aplicación móvil que ya pasó a ser una red social más, Whatsapp, indicaba que el caudal de agua que se esperaba desde Brasil era tan importante que podría sobrepasar el margen de maniobra que tiene la represa de Salto Grande, algo que hizo temblar a más de uno de los afectados.

En esos casos, es que la población tiene que recurrir a las vías de información oficiales, como el Comité de Emergencias o la Policía y a los medios de comunicación masivos y establecidos, que tienen responsabilidad ante la opinión pública y que ofrecen garantías sobre la veracidad de la información que publican.