- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

VOX POPULI

El hombre esperó el ómnibus de línea en la parada de siempre. Lo tomó y cómo se dirigía hacia su trabajo iba pensandop en todas las cosas mque tenía que hacer al llegar a destino. Era jueves, la mañana estaba fría, pero aún así muchos se dirigían hacia sus respectivas labores. Como los asientos estabana colmados, el hombre iba colgado del pasamanos.

Así transcurrió todo el viaje, cuando uno está apurado parece que los choferes van más despacio, pensó. Vio como mucha gente se sube al coche sin apuro, pese a ser un día de semana, y cómo cuando al llegar ante el chofer revisan recién ahí la billetera para ver si encuentran una moneda de 10 pesos y pooder pagar el boleto.

Pero la sorpresa se la llevó este hombrfe al bajar del coche, cuando miró su mano y vio que la misma estaba toda sucia, como si hubiera agarrado tierra, como si hubiera tocado algo que no estaba limpio y así fue, se trataba del mismo coche, un ómnibuis que habñía comenzado su recorrido diario a primeras horas de la mañana y que se encontraba en pésimas condiciones de higiene.

Allí surgió el comentario, la Intendencia debería contar con una cuadrilla de funcionarios que cumplieran horas durante la madrugada limpiando los distintos coches, con el fin de que los usuarios al día siguiente puedan suibirse con comodidad y no tengan que bajarse con las manos sucias, por el mero hecho de haberse subido a uno de los ómnibus.