VOX POPULI

Ponerse en lugar del otro, esa parece ser la fórmula para combatir tanto el machismo y el feminismo, con el fin de que haya una sociedad de tolerancia e igualdad que todos respetemos y valoremos. Sin embargo, estas cosas deben demostrarse con hechos cada día y no con palabras una vez al año.

Así fue que al mediodía de ayer, el ómnibus de línea venía abarrotado de gente, como siempre había más personas paradas que sentadas y estaba lleno de niños de escuela que iban sentados peligrosamente en el escalón del lugar por donde las personas descienden del bus, por lo cual, en cada parada cuando se abrían las puertas el peligro asomaba.

De repente, sube un joven padre, con su hija que no llegaba a los 2 años de edad en brazos y con una bolsa con comestibles en la otra mano. Nadie le dio el asiento, ninguna persona, ni jóvenes ni adultos, pero sobre todo, los mismos estaban ocupados en su mayoría por mujeres jóvenes, que solamente lo miraron pasar y ninguna sintió que al no ser una mujer con un niño en brazos debiera cederle el espacio.

Fue triste ver la indiferencia de mucha gente que solamente hicieron como si nada y siguieron utilizando su teléfono celular, dejando que el hombre recibiera el asiento al final del pasillo por otro hombre que venía sentado junto a niño del lado de la ventana, asegurándose que ese padre que estaba siendo discriminado por las mujeres por cuestión de género, no pusiera en riesgo a su pequeña hija con los riesgosos sacudones que dan los ómnibus del transporte público.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...