- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

VOX POPULI

Los graffitis, han sido considerados parte del arte callejero y urbano, por lo general los mismos usan colores e interpretan dibujos, y si bien se habían frenado en los últimos tiempos ahora han comenzado a volver a las paredes de la ciudad, pero esta vez diciendo cosas que reclaman algunos grupos sociales o que interpretan o manifiestan pensamientos e ideas, con el fin de reclamar determinadas cosas.

De los mismos surgen propuestas públicas y reclamos sociales, como los que podían verse en el Salto de fines de los años 80 y comienzo de los años 90, donde por lo general las paredes de los edificios públicos eran los blancos de este tipo pintadas con aerosoles, como manifiesto de rebeldía de jóvenes generalmente idealistas.

Uno de los graffitis que pudo leerse en los últimos tiempos, fue una declaración de amor hacia el Misoprostol, una pastilla que es entregada por los especialistas médicos que trabajan en el programa de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) para aquellas jóvenes que pretenden justamente interrumpir su estado de gravidez.

Pero ayer el turno fue para el edificio de la Universidad Católica, donde en la fachada de la esquina entre Misiones y Artigas, un graffiti expresa “Fuera la Iglesia de la Educación”, un pensamiento que reivindica que la educación sea estatal y que no haya injerencia alguna de los sectores privados, sobre todo del nivel eclesiástico.