VOX POPULI

El día se prestaba para el paseo, el footing y el running, mucha gente salió a hacer ejercicios en estos días por los lugares indicados que tiene Salto para ello. Tanto las Costaneras, la avenida Apolón, la ciclovía, son espacios que los salteños los ganaron por sí mismos con el fin de poder disfrutar del día en su propia ciudad.

Sin embargo, el episodio ocurrido días pasados donde un par de individuos tomaron por sorpresa a una mujer y la rapiñaron a punta de pistola, corrió como una martingala y todo el mundo salió a vociferarlo, con temor a que volviera a pasar, por lo que evitaron ayer reunirse en ese lugar, por la ausencia de patrullaje en la zona.

Los ronquidos se hacían sentir y la persona que pasara por allí lo notaba, era un comercio de la Zona Este, donde un par de personas en situación de calle pernoctan, que generan esa sensación de que están durmiendo a la vista de todo el mundo, cuando esa conducta debe ser íntima y casi sacra de cada persona. Lamentablemente hay muchos que no pueden vivirlo así.

El chofer del ómnibus paró la marcha frente a la estación de servicio para ir al baño. Está bien que lo haga porque es humano al igual que todos y no puede estar sentado por 8 horas sin cumplir con sus necesidades fisiológicas. Pero deberían hacerlo lo más rápido posible con el fin de no generarle contratiempos a los pasajeros.