VOX POPULI

Cuando decimos alegremente que el tránsito en Salto es un peligro, hay imágenes que dicen todo lo contrario. El tránsito no es un peligro, lo que es un peligro son los conductores irresponsables que se desplazan por nuestras calles de forma imprudente y poniendo en riesgo otras vidas aparte de las suyas.

El miércoles al mediodía, un muchacho conducía una moto por una calle, barrio Uruguay esperaba el cruce por la avenida Manuel Oribe hacia el barrio Artigas. En el vehículo, que además estaba en muy mal estado iban cuatro personas, ninguna de ellas tenía casco protector.

Se trataba del conductor de unos treinta años de edad y de tres criaturas, cuyas edades oscilaban entre los tres y los cinco años de vida. Fue terrible ver como dos de los mismos iban sujetados entre ellos, sin buzo por el calor reinante ese día, sin casco y sin nada que los protegiera de una caída.

Adelante, iba junto al conductor otro niño más pequeño aún, que iba agarrado con cara de asustado, el irresponsable y potencialmente homicida conductor, ni se inmutó ante la situación y cruzó la calle tranquilo, tomando luego por una de las destrozadas arterias del lugar. Fue un triste paisaje.