VOX POPULI

Las cebras que son colocadas en distintos puntos de la ciudad como señales de tránsito, deben ser respetadas. Claro, siempre y cuando las mismas puedan ser vistas con claridad por los conductores, garantizando de esa manera que los conductores no se lleven puestos a los peatones cuando cruzan las mismas.

En los últimos días hemos identificado cuatro casos de cebras que están tan despintadas y que no son visualizadas por los conductores de vehículos que se desplazan por la zona. Dos de ellas están ubicadas sobre la avenidas Batlle y Ordóñez frente a sendos centros educativos de la Zona Este de nuestra ciudad.

Una es la que está ubicada frente a la puerta del edificio que alberga las escuelas N8 y Nº119, en Batlle y San Eugenio. La cual implica un riesgo para los niños que por allí transitan, ya que por esa avenida se desplazan coches a alta velocidad. A pocos metros de allí, otra cebra está deslucida frente a la puerta del edificio anexo del Liceo Nº3, lo cual genera la misma advertencia que para el centro educativo anterior.

Otro es el caso de la cebra que está pintada frente a la Plaza de Deportes en calle 19 de Abril y Santos Errandonea. Por allí cruzan decenas de jóvenes y niños a diario que practican deportes en ese espacio público a riesgo de ser atropellados por los vehículos. Y otra cebra que también está prácticamente sin señalizar es la que se ubica frente a la emergencia del Hospital por calle Cervantes con los mismos riesgos que los casos anteriores.