VOX POPULI

Un sinfín de personas caminaban por calle Uruguay como si fuera un día hábil, lo hacían en la pasada jornada que como el nombre de aquella película que protagonizaron Al Pacino y Cameron Díaz, se llamaba Un Domingo Cualquiera. Estaba todo lleno por la tarde de gente comprando cosas para sus casas.

Es que la Navidad impone eso, que todo el mundo quiera tener algo arriba de la mesa porque representa que después de todo un año de trabajo, hay algo que merece celebrarse. Y lo peculiar de todo esto, era que no se veía mucha Policía en la vuelta protegiendo a quienes salieron de compras aprovechando el domingo.

Al tiempo que tampoco se veía a muchos funcionarios municipales buscando que la ciudad esté en las condiciones que debe estar, esto es, de la mejor manera posible, con mucha limpieza, luces encendidas y carteles luminosos que bien podrían hacer alusión a la celebración de las fiestas tradicionales.

Por otro lado, la falta de entusiasmo en promover una actividad que se denomina Verano Querido, con caras largas que hablen del problema del tránsito y del consumo de drogas, que es algo necesario, pero que deben promoverse de otra forma con mayor entusiasmo para poder impactar en los destinatarios, de lo contrario pasará de largo como uno de los tantos mensajes que se escuchan en los medios y las redes sociales.