VOX POPULI

Mucho calor fue el que se vivió ayer sufriendo los salteños la primera jornada sofocante y bochornosa del verano. Desde tempranas horas un sol tórrido y un clima húmedo generaron momentos tremendos, que no animaron a los locales a salir a la calle porque las condiciones no estaban dadas.

Es parte del aspecto negativo que tiene Salto, el verano bochornoso y la ausencia de espacios donde pueda la gente refrescarse y aliviar las altas temperaturas, por el alto nivel de las aguas, el mal estado o la falta de playas que bien pueden generarse, no ayudan a que la gente pueda pasar bien en esta época.

La cantidad de personas que inundaron las calles hace pocos días cuando estábamos en vísperas de Navidad, estaba compuesta por muchos salteños que residen en otras latitudes y que llegaron a pasar unos días con el fin de visitar sus pagos al menos una vez al año. Pero mucha de esas personas ya emprendieron el retorno y el fin de año se pasa de otra manera.

Así como el movimiento económico está previsto que baje sustantivamente para estas fiestas, con respecto a lo que se vivió en Navidad, también se prevé que mucha de la gente que estuvo presente en la fiesta pasada no esté ahora, teniendo en cuenta que el año nuevo muchos lo esperan con amigos y en alguna de las playas de la costa atlántica.