VOX POPULI

“No se vende nada”, gritaba un vendedor ambulante en la calle Uruguay ayer por la tarde, cansado por la situación que está viviendo en el entendido de que es fin de mes y la gente no tiene capacidad económica alguna. Lo que amerita que la situación asome como indicador de la realidad sin lugar a dudas.

Mientras él decía esto, la camioneta del precandidato a la presidencia de la República, Mario Bergara, estaba parada en la plaza de los Treinta y Tres Orientales. Allí Bergara descansó un rato en una gira poco anunciada por el departamento, para lo que debe ser la agenda de un precandidato a la presidencia.

Hubo gente que le dijo que se acordaba de él, cada vez que veía un billete, puesto que su firma está estampada en los mismos ya que durante los últimos años, fue además del ministro de Economía de Mujica durante un año y medio, el presidente del Banco Central del Uruguay por lo cual su firma está estampada en todos los billetes.

Cuando vino a Salto en el año 2013 para presentar una serie de billetes conmemorativos en el Teatro Larrañaga, estando afuera del mismo, junto al entonces intendente Germán Coutinho, éste le señaló la casa de la Lista 1 del Partido Colorado que está junto al emblemático centro cultural. Coutinho le dijo “ese es un sitio histórico”, y en tono jocoso Bergara le respondió “más bien diría que está en ruinas”.