VOX POPULI

En el acto político que le dio cierre a la campaña de Luis Lacalle Pou en Salto el pasado sábado, no faltaron afuera los vendedores ambulantes que ofrecían, aunque sin mayor éxito a los presentes, panchos y garrapiñadas. Pero como la mayoría de la gente concurrió al lugar únicamente para ver al candidato, no hubo mayores ventas.

Se está haciendo común ver a los efectivos de la Guardia Republicana que tanto reclamaron los salteños ante la ola de rapiñas, caminando por las calles del centro de la ciudad, patrullando y custodiando todo lo que está a su alcance. Con caras de pocos amigos y conversando entre ellos, los funcionarios imponen con su uniforme.

Este tipo de cosas son muy importantes porque determinan que haya gente que quiere ver esto para sentir mayor seguridad ante una ciudad en la que las situaciones de violencia se han vuelto complejas. En ese sentido, la presencia de efectivos fuertemente armados y patrullando en motos, da lugar a que se sepa que policía para atacar la delincuencia, hay.

El clima de humedad que reina por estas horas está generando que mucha gente tenga que abrir las puertas de sus casas para tratar de ventilar, algo que también genera situaciones en las que muchos pueden enfermarse, en las salas de emergencias de los centros asistenciales, hay un alto número de consultas.