VOX POPULI

Los Salteños contamos con hermosos lugares de esparcimiento naturales, que son envidia de todo visitante que llega hasta estos lares, y orgullo de los nativos.

Lamentablemente, muchas veces no somos conscientes de ello, y, sin embargo, nos afanamos de considerarnos una ciudad turística, que lo somos, aunque, con muchísimas falencias.

Una de ellas es la falta de baños públicos en varios de dichos paseos, principalmente, en ambas Costaneras, epicentros de la vida social de jóvenes, adultos y familias, dependiendo del horario.

Quien lleve a sus pequeños a los tradicionales juegos frente al Parador Ayuí, en Costanera Norte -y, vaya si los hubo en la pasada semana de vacaciones de Primavera-, advertirá que, los baños que se encuentran unos metros antes, frente a la zona bailable, los que se ubican a unos metros adelante, antes de llegar al Salto Polo Club, están permanentemente cerrados y hasta “desarmados”, transformándose en un serio debe, que debería subsanarse.

Por otro lado, y no tan alejado en el espíritu de crítica constructiva que lo anteriormente mencionado, llamó la atención en la tarde de ayer, en Plaza Treinta y Tres, la irrupción de dos motos de la Guardia Republicana en un horario pico, que penetraron hasta la fuente misma, donde, muchísimos niños jugaban como lo hacen frecuentemente los fines de semana, sin haberse apreciado ningún hecho que justificara el peligroso accionar, pues, por más cuidado que se tenga, cuando de niños se trata, la suerte está echada. Cosas a tener en cuenta.