VOX POPULI

La descoordinación en horarios del servicio de ómnibus urbano se da con bastante frecuencia, lamentablemente. Pero en muchos casos se trata, sobre todo, de falta de comunicación en este sector municipal, que a veces toca ribetes que afectan mucho a los usuarios. Veamos un ejemplo reciente:

Buena parte del pasado domingo y hasta la tarde del lunes estuvo inhabilitada la parada de Rivera y Edmundo Prati (Barrio Malvasio), sin que hubiese cartel ni nada que lo indicase, pero la gente podía igualmente darse cuenta pues media cuadra hacia el sur, Prati estaba cortada, primero por una gran rotura y enseguida por los arreglos correspondientes. En la tardecita del lunes, la situación ya había sido subsanada y el recorrido volvió a la normalidad.

Pero hete aquí que quien manejaba el ómnibus (línea 11) en las primeras horas del martes, seguramente no sabía que el asunto ya estaba solucionado y no pasó por la mencionada esquina, cuando nada impedía hacerlo.

Fueron varias las personas que exactamente a la hora 7:30: trabajadores, escolares (algunos con sus padres ya que había actos de fin de cursos en varias escuelas), liceales que se dirigían a rendir exámenes y hasta una señora de avanzada edad con su valija a cuestas (porque tenía que llegar a la Terminal para luego viajar a otra ciudad), los que quedaron allí parados, maldiciendo por la situación y decidiendo finalmente dispersarse a pie. Es de las cosas que en el siglo de las comunicaciones, no deberían suceder, sin dudas.